• Lairat Myra 5
  • Lairat Myra 5

Bajo hecho a mano por el luthier francés Paul Lairat

Copiamos el texto de la review de este bajo para la revista Bajos y Bajistas:

Paul Lairat Myra Bass 5 Belleza desde la Costa Azul  

Paul Lairat es un lutier francés afincado en Courthézon, una población de unos 5000 habitantes en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul de Francia. Abrió las puertas de su taller en el año 2000 y combina herramientas tradicionales (sierra de banda, fresadora, planeadora, etc.) con trabajo manual, es decir sin máquinas CNC. Paul garantiza un tiempo de almacenaje previo mínimo de nada menos que 5 años para todas las maderas que van a formar parte de un instrumento, y esto nos parece muy destacable ya que nos está garantizando que las maderas se hayan sometido a un proceso de secado natural, lo cual repercute en la estabilidad de las misas, evitando torsiones posteriores o problemas con los trastes. En la época en la que la Musikmesse de Frankfurt era la mayor feria del sector de la música a nivel mundial era imposible no pararse al pasar por su stand, sobre todo al ver el modelo “Stega” que básicamente consistía en un diseño sin apenas cuerpo pero con la silueta necesaria para proporcionar los apoyos necesarios para la pierna al tocar sentado y para el antebrazo derecho. A nuestro juicio aquel modelo era todo un acierto también como instrumento “reclamo” ya que atraía las miradas inmediatamente y además sin duda proponía una solución de calidad para aquellos bajistas que necesitan un instrumento súper ligero pero que se toque como si fuera un bajo de toda la vida gracias a esas referencias de la silueta del cuerpo. Lógicamente Lairat construye otros modelos, entre los cuales destacan el denominado “Gabriella” (en versión acústica y sólido), el “Maloeva”, el “Misiya” y el que hoy analizamos para Bajos y Bajistas, que recibe el nombre de “Myra”.

Sin duda, este es el modelo que sale del taller de Paul Lairat que se asemeja más a un Jazz Bass en cuanto a diseño del cuerpo, aunque como puedes ver se trata de un instrumento construido con unas maderas de primera y con una apariencia exótica innegable. Tras ese aspecto tan impresionante tenemos un bajo muy bien diseñado y construido que es una herramienta profesional para cualquier bajista que quiera disfrutar de una enorme calidad. El cuerpo está construido usando tres maderas diferentes: caoba para el fondo, parte central (tone block) en wengé y por último una espectacular tapa de caoba rizada. El acabado en mate hace que podamos apreciar la belleza natural de cada una de estas maderas y desde luego cuesta quitar los ojos de esa tapa de arce rizado de primera que crea un efecto casi 3D. Para el mástil se han usado cuatro maderas distintas que confirman un multilaminado de nada menos que 11 piezas (algo que salvo en el caso de los bajos Alembic, es raro de ver estos días) con la consiguiente ventaja de aportar una extraordinaria estabilidad al mástil. Este multilaminado se consiugue usando seis láminas de arce, dos de caoba, dos de nogal y por último una de wengé. Para el diapasón se ha elegido una pieza especial de ébano de primera, sobre el cual se han insertado unos discretos puntos guía que tienen la característica de estar situados entre la 3ª y 4ª cuerda, de modo que se ven siempre desde el frontal en lugar de quedar tapados por la 3ª cuerda. Con el fin de mejorar la respuesta de las cuerdas y minimizar la interacción de la vibración entre ellas, se ha optado por un puente de silletas individuales, lo cual añade la ventaja de darle al luthier la opción de elegir la separación de las cuerdas a voluntad. En este caso dicha separación es de 18mm, que nos parece perfecta en un 5 cuerdas. Esto se une a que el mástil tiene una cejuela de 46mm, es decir, bastante estrecha pero no “apretada”.

La pala de un bajo eléctrico es muy a menudo su elemento distintivo y donde cada constructor imprime su huella en forma de diseño. En este caso Lairat ha optado por un diseño con ciertas curvas que creemos que favorece mucho al aspecto global del instrumento, con una disposición de 4 +1 que combina un diseño clásico con una gran comodidad de uso. Dado que el diseño del cuerpo y de todo el bajo está bastante cercano al de un Jazz Bass, tiene sentido que se haya optado por un mástil con 22 trastes y una localización de pastillas tradicional (o sea, en el lugar donde se colocarían en un Jazz Bass), de modo que tenemos ya un punto de partida que apunta a que los sonidos nos van a resultar bastante reconocibles. El tiro de cuerda es el tradicional de 34”. Sin embargo aquí es donde Lairat deja de rendir tributo a un clásico y decide crear un instrumento con una personalidad propia, para lo cual opta por un juego de pastillas Nordstrand Single Coil.

La electrónica corre a cargo de Glockenklang y los controles son Volumen, Balance, Graves, Medios y Agudos, con la particularidad de que el control de Agudos actúa como control de Tono Pasivo cuando estamos en ese modo.  

EN USO: En cuanto nos sentamos podemos apreciar que las dimensiones del instrumento facilitan una posición correcta y realmente familiar. Al fin y al cabo está basado en uno de los bajos más clásicos de todos los tiempos. El mástil tiene una forma en C suave que resulta tremendamente cómoda para nuestra mano izquierda. El barniz aplicado es sencillamente perfecto ya que protege la madera pero dejando una sensación bastante orgánica al tocar. La combinación de una cejuela estrecha (46mm) y una separación de 18mm en el puente nos parece totalmente acertada ya que esto mantiene siempre una posición cómoda en la mano izquierda, evitando estiramientos innecesarios, al tiempo que la mano derecha se encuentra totalmente cómoda para tocar cualquier tipo de técnica. Es sencillamente perfecto. Conectamos un cable y usamos dos equipos de amplificación bien diferentes para poder apreciar distintos matices: el stack GR BASS que analizamos en el número anterior de Bajos y Bajistas (cabezal Dual 1400 + pantalla 2x10”) y un stack Ampeg Heritage SVT-Classic con pantalla de 8x10”. En ambos casos el bajo funciona de maravilla. Quizás el equipo GR Bass saca algún matiz extra mientras que el Ampeg, como es de esperar, añade algo más de grano y carácter, pero en los dos casos se percibe desde el primer segundo el timbre tremendamente claro de las pastillas Nordstrand Single Coil. En modo pasivo obtenemos lo que esperaríamos de un buen Jazz Bass donde cada pastilla tiene su sonido bien diferenciado. La del mástil suena cálida y grande pero también definida. La del puente lógicamente es más incisiva pero no se queda tan delgada como en otros instrumentos gracias al diseño del bobinado de estas pastillas. La mezcla de las dos produce ese sonido ligeramente más hueco pero, y esto es lo interesante, en la medida justa. Decimos esto porque es habitual que al usar las dos pastillas, muchos bajos pierden una cantidad de medios-graves excesiva, resultando en un sonido quizás demasiado hueco que aunque suena bonito en un ampli, al final acaba por no funcionar en la mezcla con la banda. Afortunadamente, en este bajo Myra 5 Paul Lairat ha conseguido el equilibrio perfecto. Nos imaginamos la cantidad de horas de prueba y error en su taller usando diferentes pastillas y también distintas posiciones hasta llegar a este resultado. El resultado, desde luego, es una auténtica maravilla. Se puede conseguir sin esfuerzo un sonido que funciona de perfecto para tocar con dedos pero que resulta igualmente bueno para hacer slap o meter la púa, todo ello sin tener que tocar ningún control en absoluto, algo que no pasa en muchos bajos. En modo pasivo todo está tremendamente equilibrado y no echamos en falta absolutamente nada. El control de Tono pasivo, alojado en el potenciómetro de Agudos, permite suavizar bastante la respuesta de agudos y llevarnos a un terreno más Jaco al momento, sobre todo al usar la pastilla del puente, lógicamente.

Al activar el previo Glockenklang lo primero que notamos es que el sonido del bajo no cambia prácticamente nada, lo cual revela el carácter transparente de esta electrónica. A partir de ahí disponemos de controles de Graves, Medios y Agudos para perfilar nuestro sonido y adaptarlo de modo perfecto a la banda con la que toquemos, la acústica de la sala, o sencillamente para obtener el sonido que prefiramos. Nos encanta cuando la electrónica hace bien su trabajo, y desde luego ese es el caso con la firma alemana Glockenklang. Los Graves están centrados en 40Hz y tenemos un generoso rango de +/-14 dB de modo que podemos aportar cuerpo y profundidad sin generar la temida “bola” gracias a esa selección de frecuencia bastante baja. Los Medios por su parte aportan definición de nota y cuerpo y esto es porque están centrados en 550 Hz y tienen un rango de +/-9 dB que facilita su uso en una situación de directo (puedes realzarlos al máximo sin miedo a exagerar el sonido en exceso, por ejemplo). Por último, para los Agudos se ha elegido la frecuencia de 18kHz y sobre esta tenemos un rango de +/-18 dB así que aquí puedes controlar totalmente el brillo y el carácter percusivo del bajo, tanto para realzarlo como para lo contrario. En resumen, una electrónica de primera que sobre todo (y esto es muy importante) funciona de maravilla junto a las pastillas Nordstrans elegidas por Paul Lairat. La ausencia de ruidos es total, lo cual nos encanta. Incluso si seleccionas una de las pastillas (y recuerda que estas son Single Coil auténticas), sólo percibirías un mínimo ruido si realmente estás pegado a tu ampli y a bastante volumen. Esto no es un problema en el 99% de las situaciones ya que basta con separarte un metro del ampli o usar las dos pastillas. En cualquier caso, es un minúsculo precio a pagar para poder gozar de la tremenda claridad de estas maravillosas pastillas Single Coil.

Conclusión: Un bajo precioso, muy bien equilibrado donde se nota que se ha cuidado cada detalle en el diseño y la selección de los componentes para crear un instrumento que sin duda te dará muchos años de satisfacción. Si tenemos en cuenta la calidad de estos componentes, los 5 años mínimos de secado de sus maderas, el mástil multilaminado de 11 piezas, etc., nos damos cuenta de que a pesar de tener un cierto precio, cada Euro que pagamos está justificado. Te recomendamos que lo pruebes si es posible porque bien podría convertirse en tu bajo definitivo. Instrumento cedido por Doctorbass.net.

Lairat Myra 5

Disponibilidad: green

Cuerpo: Caoba y wenge
Tapa: Arce rizado
Mástil: 6 tiras de arce, 1 de wengé, 2 de caoba y 2 de nogal
Diapasón: Ébano de primera calidad
Construcción: Atornillado
Trastes: 22
Pastillas: Nordstrand Single Coil x2
Electrónica: Glokenklang Activa-Pasiva
Controles: Volumen, Balance, Graves. Medios, Agudos (+Tono pasivo)
Peso: 4.45kg
Anchura Traste 1 (mm): 46
Separación de cuerdas en el puente (mm): 18
Escala (pulgadas): 34
Otros: Incluye funda súper acolchada
Nuestro precio €
3.750,00 €

  · Costes de envío

Cantidad

Lairat Myra 5
COMENTARIOS