La firma Bassline nació en 1992 de la mano del luthier alemán Rüdiger Ziesemann con la intención de sacar al mercado productos originales a pequeña y mediana escala. Desde el principio los bajos Bassline se han destacado por ser modelos totalmente originales, aportando soluciones a problemas tradicionales, y haciéndolo además de un modo imaginativo y preciso. Rüdiger combina las técnicas más clásicas de construcción y acabados con la más moderna tecnología al servicio del luthier, lo cual le permite llevar a cabo los instrumentos que crea en su mente.

Este bajo es el modelo Worp, y está basado en otro instrumento original de Bassline llamado "Universal". El "universal" era y es un contrabajo eléctrico cuyo mástil se ha ensanchado en el lado de la cuerda grave, con la finalidad de aumentar el diapasón.

Bassline "Universal"

El Worp nació porque muchos bajistas eléctricos querían incorporar esa misma "barra armonica" del Universal en un bajo eléctrico.

El cuerpo es de nogal rizado y arce flameado, con tapa de arce rizado

El mástil de 5 piezas está hecho de bubinga y arce, lo cual garantiza la estabilidad en buena medida.

El diapasón de ébano tiene más de dos octavas (26 trastes si los tuviera) y el acceso hasta el último de ellos es increíblemente bueno, de modo que si necesitas un bajo que te permita moverte cómodamente en el registro agudo (entre otras cosas), el Worp puede ser tu solución.

El diseño del cuerpo es del tipo "Single Cutaway" puro, es decir, con el cuerno superior extendido hasta el traste 12 y haciendo contacto con el mástil en todo momento. Esto, unido a la extensión lateral del mástil produce un sustain realmente increíble. Pero lo que sorprende es que este bajo tiene también un ataque y respuesta que recuerda a un buen bajo atornillado (sin duda en parte gracias al diseño sin pala, que tiene a acentuar esa propiedad del ataque).

La suma de esos factores hace que el bajo tenga un registro (estamos hablando del bajo sin enchufar) rico en texturas y matices, y con lo mejor de varios sistemas de construcción. ¿se puede pedir algo más? Sigue leyendo...

Pero si el diseño y la construcción nos han impresionado, la parte eléctrica no se queda atrás: Tenemos una pastilla magnética bobinada a mano y con cubierta de ébano (a juego con el diapasón), un mini switch que permite el funcionamiento de esa pastilla en modo Single Coil-Serie o Paralelo, una EQ de 3 bandas con Graves, Agudos y Medios semiparamétricos así como controles de Graves y Agudos para la pastilla microfónica Schertler Bluestick alojada en las silletas del puente.

La primera sensación al tocar el bajo es un poco extraña, pero un un minuto te haces a él, y salvo que vayas a sacar el pulgar por encima del mástil (algo poco habitual en bajos de 5 cuerdas), acostumbrarse a la posición central del mástil es algo casi intuitivo, y tiene la ventaja de "forzarnos" a tener una posición correcta en la mano izquierda siempre.

La cantidad de sonidos que puedes conseguir con este bajo es realmente impresionante, desde el más cálido y acústico posible a uno muy incisivo y toda la gama intermedia. Sin duda se trata también de uno de esos bajos donde la forma de tocar de cada bajista tendrá un enorme impacto en el sonido final.

 

 

Bassline Worp Fretless 5

Disponibilidad: green

Cuerpo: Nogal
Tapa: Arce rizado
Mástil: 5 pieas arce y bubinga
Diapasón: Ébano
Construcción: Neck Thru
Trastes: Sin (26)
Pastillas: Häussel Magnetic + Schertler Bluesitck microphonic pickup
Electrónica: Noll de 3 bandas, Activa-Pasiva
Controles: Volumen, Balance Piezo/Mag, EQ 3 bandas con medios semiparamétricos, EQ 2 bandas piezo Schertler, mi
Peso: 4kg
Anchura Traste 1 (mm): 48
Separación de cuerdas en el puente (mm): 18
Escala (pulgadas): 34
Otros: Incluye estuche
Nuestro precio €
2.275,00 €

  · Costes de envío

Cantidad

Bassline Worp Fretless 5
COMENTARIOS