JERZY DROZD BARCELONA V (Modelo signature Carles Benavent)


Estamos encantados de presentarte el que es uno de los bajos más especiales que ha pasado por aquí.

Este es un caso en el que parecen encajar todas las piezas: uno de los mejores (y más personales) bajistas del mundo, uno de los mejores luthiers del mundo y una de las mayores tiendas especializadas en bajo a nivel mundial (perdón por la falta de modestia, pero con más de 300 bajos en stock, incluidos muchos de gama alta, creemos que es así).

Como ya habrás notado, somos unos apasionados del trabajo de Jerzy Drozd, y apostamos fuertemente por los bajos de este luthier polaco afincado en Barcelona. Sencillamente nos parece que ha llegado a un punto de madurez muy alto donde sus bajos alcanzan cotas muy altas en cuanto a diseño, ergonomía, sonido e innovaciones, sin perder nunca de vista cuáles son las necesidades reales de los bajistas.


Carles Benavent apenas necesita presentación, ya que es uno de los mejores y más personales bajistas del mundo, además de ser absolutamente pionero en lo que se refiere al bajo flamenco, como así lo atestigua su colaboración durante muchísimos años con Paco de Lucía y muchos otros artistas flamencos.

Así pues, este momento tenía que llegar, y estamos realmente emocionados al tener el incréible Jerzy Drozd Barcelona V en la tienda, que es el modelo signature de Carles Benavent.

Desde sus inicios con los grupos Máquina y Música Urbana, el estilo de Benavent ha sido muy personal, siendo probablemente uno de los bajistas que mejor uso le ha dado a una púa nunca. El propio Carles admite que empezó con el bajo porque "al tener 4 cuerdas pensé que me apañaría mejor y sería más fácil". Sólo podemos agradecer dicha decisión.

Un poco de historia:

Carles Benavent, nació en 1954, en el barrio de Poblé Sec (Barcelona). Bajista de jazz totalmente autodidacta, fundó el grupo "Música Urbana" con el que grabó dos discos. Ha llegado a crear toda una forma de interpretar el bajo eléctrico "a lo flamenco", utilizando para ello la púa a modo de alzapúa.

Es uno de esos genios privilegiados que cuentan con una larga lista de artistas que esperan poder contar con su colaboración, como ya lo hicieran en su día Chick Corea, Miles Davis ó Paco de Lucía (entre otros muchos), con este último ya grabó en 1980 "Sólo quiero caminar", desde entonces la interacción entre ambos músicos ha sido continua y muy fructífera.


En 1995 sufrió un accidente en el cual se lesiona gravemente el brazo izquierdo, lo cual obligó a Carles a plantearse su futuro como músico, pero afortunadamente se recuperó satisfactoriamente y tras aparecer en el festival de Jazz de Getxo comienza la grabación de el disco "Fénix". Su carrera esta plagada de colaboraciones dentro y fuera del flamenco, un estilo muy personal, intuición, ritmo y musicalidad, le llevan a ser solicitado continuamente para directos y sesiones de grabación.

En toda la primera etapa de su carrera Carles usó principalmente un bajo Gibson EB2 de caja, al que pronto llevó a un luthier para quitarle los trastes. Fue ese bajo, la púa, el uso de armónicos y acordes (en el fretless!!!) y una técnica depurada y muy personal los que hicieron que el sonido de Carles Benavent fuera inmediatamente reconocible, algo nada fácil de alcanzar.

Precisamente fue a partir de aquel accidente cuando Carles se decantó por el bajo con trastes "para ponérmelo un poco más fácil", encontrando una nueva voz. Su inquietud le llevó también a buscar más rango en agudos, adoptando el bajo de 5 cuerdas con afinación EADGC como su instrumento estándar.

Algunos de los trabajos de Carles Benavent

La discografía de Carles, tanto en solitario como en su faceta de sideman es absolutamente impresionante. Si todavía no estás familiarizado con este genio, te aconsejamos el DVD/CD de Chick Corea "The Ultimate Adventure, Live in Barcelona". ¡Impresionante!


Fragemento del DVD. El vídeo está fuera de sincronía, pero el audio es aceptable.

Algunos links de interés sobre Carles Benavent:

http://www.klink.org/trio.htm

http://www.apoloybaco.com/carlesbenaventbiografia.htm


Aunque Carles tiene una buena colección de instrumentos, los bajos que más ha usado han sido:

.

.


Gibson EB2



.

.

Francesc Jordan modelo Benavent, creado por el luthier Bacelonés del mismo nombre, y hecho en 1995 para adaptarse a las necesidades de Carles de aquel momento, y como sustituto del ya jubilado Gibson.


.

.


Centrémonos ahora en el modelo que nos ocupa, el Jerzy Drozd Barcelona


Fruto de la colaboración entre Jerzy y Carles, en 2004 vio la luz el primer bajo Barcelona hecho expresamente para Benavent, y atendiendo a las necesidades específicas de este gran bajista.

Ese mismo año tuvimos el honor de asistir a la presentación oficial de este bajo en la feria Musikmesse de Frankfurt, donde el propio Carles se encargó de hacer unas demos que todavía recordamos. Entre el bullicio de los stands más ruidosos y las actuaciones de grandes bandas y solistas, Benavent hizo una demo absolutamente personal y casi íntima conectando su bajo a un pequeño combo EBS Drome 12"; en segundos, el corro alrededor del maestro se fue haciendo más y más numeroso, y el propio Carles se encargó de hacer partícipe al público con unos "pitos" de acompañamiento. ¡Genial!

Cuando Jerzy se sentó frente a un papel (o su ordenador, más bien) para diseñar este bajo, tenía claro que era importante mantener no sólo la imagen, sino el carácter semiacústico del viejo Gibson de Benavent. El resultado es un bajo basado en la forma del clásico, pero con un pie en el siglo XXI, con un diseño que recuerda al Art Decó donde cada curva está ahí por un motivo concreto.

La forma del cuerpo hace que el bajo sea cómodo tanto sentado como de pie. El recorte de la caja en la base del cuerpo permite meter el antebrazo desde atrás, favoreciendo el movimiento de muñeca que Benavent domina a la perfección.

El cuerpo está hecho de cedro español, con tapa de abeto sitka. Esta combinación crea la base para un timbre cálido y orgánico, con reminiscencias de una guitarra clásica. Incluso el olor de este instrumento es increíble, y parece llevarte directamente al taller de un maestro guitarrero

El mástil multilaminado de arce y wengé va a través del cuerpo, lo cual favorece el sustain, además de permitir un acceso sin restricciones al traste 24. Por cierto, los trastes son de los denominados de mandolina, es decir, estrechos y bajitos. La ventaja de este tipo de trastes es que los arrastres arriba y abajo del mástil son mucho más fluidos, al mismo tiempo que favorece los vibratos expresivos. La escala es de 34".

El diapasón es de ébano, con marcas sólo en la parte de arriba (otra similitud con la guitarra española), y tiene la peculiaridad de ser plano (sin curva o radio), es decir, como el de una guitarra española de siempre. Si bien la sensación inicial es ligeramente novedosa, lo cierto es que enseguida se hace realmente cómodo, y de hecho próximos modelos de Jerzy Drozd eléctricos van a venir con diapasón plano de serie (aunque seguirá ofreciéndolo con curva opcionalmente).

Tratándose de un modelo signature, como es lógico, el bajo incorpora exactamente las características y detalles que el músico para el que se ha diseñado necesita. Una de ellas es la separación de 16'5mm entre cuerdas en el puente. Dicha separación es ideal para el uso de púa que hace Carles, pero también para tocar con dedos (ya sea un fingerstyle de toda la vida, o la posición tipo guitarra clásica usando 3 ó 4 dedos, muy en uso hoy día). Por supuesto, para los acordes también se agradece un mástil tan estrecho. Quizás lo que menos favorece este mástil es el slap, pero sin duda esta sea quizás la técnica más alejada del concepto de este bajo (si quieres un 5 cuerdas brutal para Slap y cualquier otra técnica no dejes de probar un Jerzy Drozd de cuerpo sólido como un Basic, Excellency, etc.).

Pasemos a la electrónica: Jerzy Drozd es uno de los pocos luthiers que de hecho diseña y bobina sus propias pastillas. Esto le permite controlar el proceso de construcción desde el principio al final, además de hacer que las pastillas pasen a ser un elemento decorativo más dentro del "mueble". Como puedes ver en las fotos, la separación entre ambas pastillas es notable, lo cual tiene el efecto de que suenen realmente diferentes, así que obtienes tres sonidos realmente diferentes:

1.- Pastilla del puente: ataque, "pellizco", armónicos, excelente separación de notas en acordes, etc.

2.- Pastilla del mástil: dulce, suave, sonido a madera que recuerda a una guitarra de Jazz. Con dedos la dulzura es impresionante, y con la púa gana en ataque pero manteniendo ese sonido suave tan característico.

3.- Ambas pastillas a la vez: al estar conectadas en paralelo y con tanta separación entre ellas, el sonido resultante es sencillamente precioso, un tanto hueco, y sin duda apto para cantidad de estilos.

Lo cierto es que la construcción hueca del bajo es perceptible acústicamente en todo momento, pero lejos de limitar el sonido del bajo parece más bien hacer lo contrario, acentuando las características naturales del instrumento y las resonancias internas.

Seguramente habrás leído mil veces que las diferentes maderas y el tipo de construcción influyen decisivamente en el sonido final de un bajo eléctrico, pero lo cierto es que a menudo la elección de la electrónica y la situación de las pastillas son aspectos mucho más determinantes del resultado, limitando el efecto sonoro del tipo de maderas y construcción. En el caso del Barcelona, sin dejar de ser un bajo eléctrico, Jerzy Drozd ha intentado que el instrumento tuviera un comportamiento lo más acústico y natural posible, donde las pastillas sencillamente capturan lo que está ocurriendo acústicamente, y vaya si lo ha conseguido.

Con toda esta variedad de sonidos disponibles, Jerzy ha optado con buen criterio por hacer este bajo con electrónica pasiva en su versión estándar, y de hecho no echamos a faltar absolutamente nada. La idea también era usar la menor cantidad de componentes electrónicos, así como la mayor madera posible.

Hablando de madera, el puente es todo un logro del diseño y la maestría de Jerzy. De fábrica viene perfectamente ajustado para ofrecer una altura de cuerdas muy cómoda y sin trasteos, además de una octavación perfecta. Si cambias de afinación o de calibre de cuerdas, seguirás teniendo margen de maniobra, ya que las silletas individuales de cada cuerda son de hecho intercambiables. !Genial!

Las cuerdas pasan a través del cuerpo, logrando el ángulo óptimo sobre el puente.

En cuanto al clavijero, el bajo montal un Hipshot Ultralite que evita que el mástil cabecee. Como ya es habitual en los bajos Jerzy Drozd, la voluta de la parte trasera de la pala es un excelente refuerzo en una zona que a menudo es el punto débil de cualquier mástil

Carles usa una afinación EADGC ya que él prefiere explorar el territorio agudo, pero por supuesto el bajo se puede encordar para una afinación más estándar BEADG. Nosotros lo hemos pedido con la misma afinación que él, y de verdad que es una auténtica gozada escuchar ese sonido tan cálido, acústico y personal en el registro agudo.

Opcionalmente, el Barcelona se puede pedir también de 4 ó 6 cuerdas, sin trastes, con MIDI, Piezo, etc.

Aunque evidentemente se trata de un instrumento eléctrico pensado para ser enchufado, te recomendamos que lo escuches sin amplificar en una habitación en silencio, porque hay algo mágico ahí dentro, y es toda una experiencia disfrutar de cada matiz que sale de este increíble Barcelona V.


Barcelona V entre otros Jerzy Drozd en Doctorbass.net


.

Jerzy Drozd Barcelona V

Jerzy Drozd Barcelona V

Enlace web http://www.jerzydrozdbasses.com/

Jerzy Drozd Barcelona detras -
Jerzy Drozd Barcelona detras
COMENTARIOS

Aún no hay comentarios.

Escribe aquí tu comentario:
Tus datos

Tu nombre

Tu email (no se publicará)

¿Cuanto son 2 menos 6? (anti-spam)

El comentario deberá ser validado por el administrador