A continuación encontrarás la información general común a todos los KSD.

 

 

KSD= Ken Smith Design

Ken Smith es reconocido como uno de los mejores luthiers del mundo, y es todo un pionero del bajo. Lleva en activo desde 1978, y es responsable de algunas de las características que hoy consideramos “normales”, como los bajos de 6 cuerdas (desde 1981), los de 5 cuerdas de mástil ancho (desde 1983), y un largo etc.

No todo el mundo puede permitirse un Smith en toda regla, así que Ken ha decidido crear esta línea y ofrecer una serie de bajos con unas prestaciones y sonidos muy interesantes y un precio muy asequible. ¿Cómo lo ha conseguido? Ken se ha encargado de todo el diseño y la selección de componentes, y la fabricación se hace en Corea. No dejes que el origen de este instrumento te engañe: en vez de estar hecho en una fábrica enorme donde se hacen la mayoría de instrumentos, Ken ha elegido una pequeña fábrica en la que puede controlar todo el proceso. De hecho, Ken y su equipo se encargan de supervisar y ajustar unos cuantos bajos de cada partida de la serie KSD Design, de modo que se aseguran de que la fábrica está cumpliendo los altísimos requisitos de Ken. Pincha aquí para ver cómo se lleva a cabo este proceso.

En vez de hacer copias de sus propios bajos (pincha aquí y aquí para verlos), Ken ha optado por recrear los mejores Jazz Bass de los 60 y 70, en versiones de 4, 5 y ahora 6 cuerdas, con y sin trastes.
El resultado son bajos con todo el sonido clásico, una quinta cuerda absolutamente impresionante, y un previo de 2 bandas al estilo Marcus Miller.


Este modelo es el NUEVO modelo de 6 cuerdas de los 60, y como cabría esperar, tiene un cuerpo de aliso, mástil de arce y diapasón de palosanto con los clásicos puntos como marcadores de trastes. Este “mueble” resulta en un bajo con gran cuerpo, sonido redondo, y suficiente claridad para un slap muy nítido y con pegada.
El acabado disponible es Classic Sunburst.


 

6 cuerdas te permiten explorar registros más agudos sin renunciar al grave más rotundo de un Si grave. También te permite economizar muchos movimientos de mano izquierda, ya que en una misma posición tienes al alcance más de 2 octavas.
El “problema” (entrecomillado porque no tiene por qué serlo) es que la práctica totalidad de los bajos de 6 cuerdas tienen un sonido bonito, complejo, incluso elegante, pero que se aleja siempre mucho de sonidos habituales como el de un buien Jazz Bass, un Musicman, etc.- Yamaha ya se encargó de sacar al mercado un 6 cuerdas con sonido de Musicman muy convincente de la mano del RBXJMII


Pero la asignatura pendiente era todavía el Jazz Bass. Si ya el hecho de hacer una versión de 5 cuerdas que siguiera sonando como un Jazz Bass de 4 de toda la vida era una tarea difícil (muchas marcas no lo consiguen), crear uno de 6 parecía casi imposible, y más por un precio asequible. La mayor parte de las veces esos Jazz Bass de 5 cuerdas acaban teniendo un Si grave bastante “flojo”, y además el sonido del bajo es generalmente más moderno y complejo, y por tanto muy alejado de la pegada “pura” de un buen Jazz Bass.
Pues bien, llega el maestro Ken Smith y cambia todo esto añadiendo un nuevo modelo de 6 cuerdas a la exitosa línea de bajos en onda Jazz Bass KSD.


Una vez superada la primera impresión física (nos parece que le queda un poco rara una pala tipo Smith a un bajo con cuerpo de Jazz Bass), te aseguramos que en cuanto lo enchufes te estarás preguntando por qué no se ha creado antes un instrumento así.
Resulta que tienes un excelente sonido en onda Jazz Bass de los 60 (606) y de los 70 (706) con la misma calidad y autenticidad que el resto de modelos en el catálogo de KSD.


El mástil de 21 trastes puede parecer poco habitual para un 6 cuerdas, pero según nos cuenta el mismo Ken, este es un factor vital si quieres conseguir el auténtico sonido Jazz Bass (de hecho, el Fender Jazz Bass 24 suena estupendamente, pero el mástil de 24 trastes hace que esté lejos de un Jazz Bass habitual). Para preservar el sonido original, es vital que la unión del mástil al cuerpo se haga con un mástil de 20 a 22 trastes.
Por supuesto, no todo acaba ahí, y las pastillas (colocación y tipo) juegan un papel muy importante para capturar el sonido que se pretende. Una vez más, las pastillas del KSD son de procedencia desconocida (se ha hablado mucho sobre ello, pero sigue siendo una incógnita), pero lo cierto es que son las primeras pastillas que realmente consiguen dar un sonido Jazz Bass a un 6 cuerdas.
El previo es el habitual pasivo/activo de 2 bandas de la casa, y del mismo modo que en el resto de los KSD, se puede mejorar cambiándolo por el maravilloso J-Retro 01 Deluxe de John East.
La separación de cuerdas es la habitual de los Smith, o sea 18mm en el puente, lo cual lo hace realmente cómodo para cualquier tipo de técnica, incluyendo el slap más agresivo.
La escala es de 35”, y el mástil tiene un perfil de grosor medio (da la sensación de ser más fino que el de un KSD de 5 cuerdas) y además se ha replanado en la parte central para facilitar la ejecución.

 


Opcionalmente ofrecemos la posibilidad de instalar el maravilloso previo J-Retro 01 Deluxe en este bajo. Este previo de altísima calidad no modifica el sonido original de las pastillas, y además de ser un repuesto directo para este tipo de bajos *, también ofrece más posibilidades de EQ:

Realce de Graves
Realce y recorte de Agudos + Brillo extra al tirar del potenciómetro
Realce y recorte de Medios
Barrido de frecuencias medias (medios semiparamétricos)
Control de Tono (funciona tanto en modo Activo como Pasivo)

El precio de este previo (instalado) es de 300€

*Es posible que haya que hacer un pequeño fresado en la zona de los controles para instalar el previo. La instalación en Doctorbass.net es gratuita.

KSD con el previo J-Retro 01 Deluxe instalado


Ken Smith Design 606

COMENTARIOS

Aún no hay comentarios.

Escribe aquí tu comentario:
Tus datos

Tu nombre

Tu email (no se publicará)

¿Cuanto son 8 más 8? (anti-spam)

El comentario deberá ser validado por el administrador